Clínica Fertia

Microbioma y fertilidad

¿La microbiota vaginal puede afectar a las posibilidades de conseguir el embarazo? Hemos preparado este post para explicar algunos de los últimos estudios sobre microbioma y fertilidad.

A lo largo de él explicamos qué es la microbiota vaginal, qué problemas pueden ocasionar las alteraciones de esta microbiota y qué podemos hacer para modularla y que vuelva a la normalidad.

¿Qué es la microbiota?

Los últimos avances en medicina nos han permitido evaluar la importancia de las bacterias comensales (beneficiosas) en nuestro organismo, se conocen como microbiota y desarrollan diferentes funciones, protección frente a patógenos, desarrollo y maduración de nuestro sistema inmune, participan en la digestión de diversos nutrientes, producción de vitaminas, etc. Se conoce como microbioma al conjunto de genomas de la microbiota.

A nivel del sistema reproductor femenino, la vagina está poblada fundamentalmente por lactobacilos, cambios en la homeostasis de la microbiota vaginal normal, que se denominan disbiosis son responsables de infertilidad o parto prematuro. De ahí el creciente interés en su estudio y evaluación y en el desarrollo de terapias que puedan restablecer el normal balance de esta microbiota.

¿Qué problemas pueden ocasionar los cambios en la microbiota normal?

La vaginosis bacteriana supone la presencia de un número reducido de lactobacilos y aumento de bacterias anaerobias en vagina, y se ha relacionado con subfertilidad e infertilidad, mayor riesgo de adquirir infecciones de transmisión sexual, ascenso de bacterias patógenas a las trompas que pueden ocasionar su oclusión o parto prematuro.

Las mujeres que van a realizar un ciclo de reproducción asistida tienen mayor probabilidad de gestación si la microbiota vaginal es rica en lactobacilos.

Hoy sabemos gracias a los estudios de la Dra. Moreno (1), que la presencia de disbiosis a nivel endometrial es causa de fallo de implantación, mayor tasa de aborto e infertilidad. Por otro lado, la presencia de endometritis crónica, inflamación del tejido endometrial como consecuencia de un desequilibrio entre el microbioma y la inmunidad a nivel endometrial ya sea producida por virus, bacterias, etc., causa fallo de implantación y se relaciona también con aborto de repetición (2).

Se ha visto además que las mujeres que presentan una flora vaginal no dominada por lactobacilos y con gran diversidad de bacterias tienen más riesgo de parto prematuro. Este tipo de microbiota vaginal es más frecuente en mujeres de raza negra, que presentan mayor riesgo de parto prematuro que las mujeres caucásicas o asiáticas (3).  

Existe una importante asociación entre presencia de vaginosis bacteriana previa a la gestación y parto pretérmino en relación con el ascenso de bacterias que pueden ocasionar inflamación y son responsables de un tercio de los casos de parto prematuro.

¿Qué podemos hacer?

Una adecuada salud de la mujer es fundamental para la consecución de una gestación y el bienestar del futuro bebé, cambios en el estilo de vida, dieta, etc. pueden favorecer el éxito reproductivo. La obesidad se relaciona con una reducción de la fertilidad del 18% (4), se asocia también a otras patologías, como síndrome metabólico, diabetes, enfermedad cardiovascular y cáncer. La pérdida de peso y el ejercicio mejoran la ovulación, el disbalance hormonal y favorecen la gestación.

El tabaco se asocia a menor éxito reproductivo así, mujeres fumadoras de más de 10 cigarrillos día presentan menor tasa de gestación 34,1% frente a las fumadoras de menos de 10 cig/día 52,2% (5). En general, las mujeres fumadoras son subfértiles pero su fertilidad se restablece en un corto período de tiempo al cesar ese hábito.

Tanto las mujeres obesas como las fumadoras presentan con mayor frecuencia vaginosis bacteriana.

Una dieta adecuada (mediterránea) también tiene gran influencia en la microbiota a nivel intestinal, las disbiosis a nivel intestinal se relacionan con inflamación, alteraciones metabólicas, obesidad y cáncer, factores que afectan la fertilidad.

Nuestros hábitos de vida van a modular la microbiota tanto a nivel vaginal como a otros niveles y van a tener un importante impacto en la fertilidad. La evaluación de cada caso analizando y estudiando la presencia de vaginosis, disbiosis a nivel vaginal y endometrial, despistaje de endometritis… permitirá mejorar el éxito reproductivo de nuestras pacientes. Una vez más la medicina personalizada nos ayudará a obtener los mejores resultados.

 


Bibliografía

1.Moreno I, Simon C. Relevance of assessing the uterine microbiota in infertility. Fertil Steril.2017;108:32-39.

2.Johnston-MacAnanny EB, Hartnett J, EngmannLL ,Nulsen JC, Sanders MM, Benadiva CA. Chronic endometritis is a frequent finding in women with recurrent implantation failure after in vitro fertilization.Fertil Steril.2010;93:437-441.

3.Fettweis Jm, Serrano MG, Brooks JP, Edwards DJ, et al. The vaginal microbiome and preterm birth.Nat Med.2019;25:1012-1021.

4.Pantasri t, Norman RJ. The effects of being overweight and obese on female reproduction: a review. Gynecol Endocrinol.2014;30:90-94.

5.Bolumar F, Olsen J,Boldsen J. Smoking reduces fecundity: a European multicenter study on infertility and subfecundity. The European Study group on infertility and subfecundity. Am J Epidemol.1996;143:578-587.

Síguenos en nuestras redes sociales:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Come possiamo aiutarti? Available from 08:00 to 20:00 Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday