Clínica Fertia

Método ROPA

¿Qué es el

Método ROPA?

Se trata de un método de reproducción asistida en el que las parejas de mujeres pueden optar por una maternidad compartida. Las siglas ROPA corresponden a “Recepción de ovocitos de la pareja”. Ambas madres deben someterse a todos los tests preceptivos previos a un tratamiento de fertilización in vitro que asegure su perfecto estado de salud, que no contraindique ni la técnica ni la posterior gestación. Se aconseja además que la mujer de la pareja con mejor reserva ovárica y por tanto más joven sea la madre genética (aporte sus óvulos) y asegurar así las mejores opciones para obtener embriones con buen potencial de implantación, que luego serán transferidos a la madre gestante, receptora.

 Tasa gestación método ROPA

Esta tasa depende fundamentalmente de la edad de la mujer que aporta los óvulos y de situaciones concurrentes que hayan determinado la indicación del tratamiento.

Según la edad de la mujer, esta tasa puede variar. 

Mujeres menores de 38 años
 

%

Tasa de gestación por ciclo

%

Gestación clínica (con latido cardiaco presente)

Mujeres mayores de 38 años
(edad media 41 años)

%

Tasa de gestación por ciclo

%

Gestación clínica (con latido cardiaco presente)

%

Tasa de gestación por ciclo

%

Gestación clínica (con latido cardíaco presente)

%

Tasa de gestación por ciclo

%

Gestación clínica (con latido cardíaco presente)

En un tratamiento de reproducción asistida la edad es un factor determinante. Si estás usando tus propios óvulos y tienes menos de 38 años nuestra tasa de éxito asciende al 57% en el primer ciclo. Si eres mayor de 38 años nuestra tasa de éxito es del 21% en el primer ciclo. Es importante resaltar que las posibilidades de quedarte embarazada son acumulativas, es decir se incrementan con cada intento (el número máximo de intentos que recomendamos en nuestra clínica de fertilidad es de 3). Por gestación clínica* se entiende que se visualiza en ecografía el embrión con latido cardíaco presente.

Técnica

La técnica aplicada en el Método ROPA conlleva los siguientes pasos:

En la primera consulta hacemos un estudio de ambas mujeres y comenzamos con las pruebas. Normalmente solemos recomendar que la mujer más joven sea la que se someta al tratamiento de estimulación y aporte sus óvulos es la que denominamos mamá genética. La edad en la mujer es un factor determinante, a medida que nos vamos haciendo mayores tenemos menos óvulos y de peor calidad. Es por ello que debe ser la mujer más joven la que los aporte para que tengan mejor potencial de implantación. En paralelo, la mamá gestante realizará un tratamiento con estrógenos para preparar su endometrio logrando que esté en las mejores condiciones para recibir al embrión.

Normalmente, en cada ciclo natural se produce un único óvulo. La estimulación ovárica consiste en administrar hormonas mediante inyección subcutánea para obtener más óvulos. Todo el proceso es monitorizado mediante ecografías, para lo que estaremos disponibles los siete días de la semana. En función del tipo de protocolo utilizado y de la rapidez en respuesta del ovario, la duración del proceso oscilará entre 10 y 12 días.

Una vez que los folículos alcancen el número y tamaño adecuados se procede a la administración de una hormona denominada HCG para completar la maduración de los óvulos. Aproximadamente 36 horas después de administrar la HCG, los óvulos ya maduros podrán ser aspirados del ovario.

Consiste en la aspiración de los ovocitos ya maduros bajo control ecográfico y mediante una sedación suave, para que la paciente no sienta ningún tipo de molestia. La duración del procedimiento es de unos 15 minutos. Ese día se recomienda no realizar actividades que requieran toda nuestra capacidad como por ejemplo conducir, a pesar de que se encuentre perfectamente bien.

Una vez se han obtenido los óvulos, éstos son inseminados con el semen procedente de donante anónimo previamente preparado en el laboratorio. Clínica Fertia trabaja con los principales bancos de semen de nuestro país, ello nos permite seleccionar la muestra de donante que mejor se ajuste a las características físicas (raza, color de ojos, cabello, estatura, peso y grupo sanguíneo) de ambas. Y ofrece además la opción de matching genético entre el donante de semen y la madre genética

La fertilización puede realizarse mediante FIV clásica, para ello el biólogo pone en contacto cada ovocito con unos 25 a 50.000 espermatozoides previamente seleccionados, y deja que la fecundación se produzca sola. O bien mediante ICSI, que consiste en introducir un único espermatozoide dentro del citoplasma del óvulo mediante punción del mismo con una fina pipeta.

Los embriones son cultivados y observados en el laboratorio, durante unos días (de 2 a 6). Para ello disponemos de modernas técnicas de incubación para monitorizar en tiempo real su evolución (morfocinética). Disponemos de incubadores dotados de tecnología time lapse, que incorpora un sistema de captación de imágenes, lo que nos permite observar a los embriones desde su fecundación hasta el momento de la transferencia al útero, sin tener que sacarlos del incubador. De esta forma las condiciones de cultivo son más estables, lo que supone una mejora en la calidad embrionaria. Además, con esta tecnología se facilita la selección de los mejores embriones para transferir y congelar.

Habitualmente se realiza en paralelo al ciclo de estimulación de la madre genética. En primer lugar nos aseguramos de conseguir el cese de la actividad ovárica en la receptora para lo cual utilizamos normalmente anticonceptivos o bien una dosis única de análogos de la GNRH, salvo en las mujeres que ya están en menopausia en cuyo caso no es necesario.

A continuación, se inicia una pauta de sustitución con estrógenos, bien vía oral o mediante parches transdérmicos, para asegurar una adecuada preparación del endometrio lugar donde se depositarán los embriones. Durante este proceso se realizarán una o dos ecografías para comprobar que el endometrio ha alcanzado el tamaño deseado. Esta fase suele durar unas dos semanas.

Consiste en la introducción de los embriones en el interior de la cavidad uterina. Para ello se coloca un espéculo en vagina y se introduce una fina cánula que porta los embriones que son depositados en el útero bajo control ecográfico. Este proceso es rápido e indoloro.

Tras la transferencia recomendamos reposo relativo ese día y al día siguiente para después volver a su actividad habitual. Se recomienda únicamente evitar esfuerzos violentos y deporte las dos semanas posteriores. Los desplazamientos no suponen ningún problema.

Una vez que se ha realizado la transferencia, el resto de embriones de buena calidad se preservan en nitrógeno líquido al objeto de ser utilizados en ciclos posteriores. En la actualidad, en el laboratorio de clínica Fertia empleamos la técnica de Vitrificación o congelación ultrarrápida.

Se puede realizar mediante determinación en sangre de BHCG a los 12 días de la transferencia embrionaria.

O bien realizar un test en orina pasados 14 días tras la transferencia.

Hasta la confirmación debe mantenerse la medicación prescrita el día de la transferencia.

Tras 15 días del análisis de BHCG se realiza una ecografía para confirmar el número de embriones que han implantado, podrá visualizarse el saco gestacional con el embrión en su interior, y con la presencia de latido cardíaco, en ocasiones la visualización del latido se producirá 7 días más tarde.

¿Quieres conocer otros tratamientos para parejas lesbianas?

Preguntas sobre Tratamientos de reproducción de parejas lesbianas

Si necesitáis más información sobre nuestros tratamientos, estamos a vuestra disposición.

¿Qué ocurre en el caso de parejas lesbianas?

El artículo 6 de la ley 14/2006 sobre Reproducción Asistida establece “Toda mujer mayor de 18 años y con plena capacidad de obrar podrá ser receptora o usuaria de las técnicas reguladas por esta ley, siempre que haya prestado su consentimiento por escrito a su utilización de manera libre, consciente y expresa. La mujer podrá ser usuaria o receptora de las técnicas reguladas o receptora de las técnicas reguladas en esta Ley con independencia de su estado civil y orientación sexual”.

La citada ley es respetuosa y abierta con la condición sexual de cada persona. En Clínica Fertia hemos visto como año tras año aumentan el número de parejas homosexuales que depositan su confianza en nosotros para poder hacer realidad su proyecto de familia.

En estos casos la técnica más adecuada vendrá determinada por la edad de la mujer y su situación clínica concreta y el tratamiento variará desde la inseminación artificial con donante, FIV, donación de los dos gametos masculino y femenino o adopción de embriones.

¿Cuánto tiempo transcurre hasta iniciar el tratamiento?

Si el diagnóstico es claro, el tratamiento se podrá iniciar de inmediato.
En cualquier caso, se puede programar el mismo, para el mes que más convenga a la pareja. En el caso de las receptoras de óvulos el tiempo de espera es de uno o dos meses.

¿Cuántos intentos debo realizar?

En el caso de la inseminación artificial, nuestro centro recomienda un máximo de cuatro intentos, ya que el 90% de las gestaciones ocurren en los cuatro primeros ciclos.

En cuanto a la fertilización in vitro o la microinyección, nuestro centro nunca realiza más de cuatro intentos con estas técnicas.

En el caso de la ovodonación es más difícil establecer un límite, que va a venir determinado por factores de tipo psicológico y también económico.

¿Se pueden emplear estas técnicas cuando ya se ha entrado en menopausia?

Si. Hoy en día es posible ser madre tras la menopausia, ya sea fisiológica por fallo ovárico, o tras tratamiento de enfermedades neoplásicas. En estos casos se deberá recurrir a la recepción de óvulos de una donante.

¿Cuáles son las mayores preocupaciones de las parejas receptoras de óvulos o de espermatozoides?

El anonimato es lo que más preocupa y, en Clínica Fertia, está absolutamente garantizado. En cualquier caso, aunque aceptan la realización de la técnica, sí desean la mayor discreción. Y por supuesto también les preocupa el estado de la salud de los donantes y el parecido físico con ellos. En nuestro centro tanto en el caso de los donantes de semen como en las donantes de óvulos, se busca que el parecido físico sea el mayor posible con los progenitores.

¿Son caros estos tratamientos?
La consecución de un embarazo en una pareja con problemas de fertilidad puede tener un coste entre 800 y 6000 euros, si recurre a alguna técnica de reproducción asistida. Aunque el precio no sólo depende de la técnica empleada, sino también de la frecuencia de su aplicación.

Clínica Fertia es pionera en mantener una política honesta y clara. Publicamos la información de nuestros precios de tratamientos desde 2002 en la página web.

Consulta nuestros precios

Siempre en las mejores manos

Solicita ya tu primera visita a Clínica Fertia.
La primera consulta es gratuita.