Clínica Fertia

PGT o Test Genético Preimplantacional

¿Qué es el PGT o Test Genético Preimplantacional?

El PGT, antes conocido como DGP, nos permite analizar la genética de los embriones en ciclos de fecundación in vitro. De esta forma, al ser analizados y por tanto seleccionados, aumentamos las posibilidades de que el futuro bebé sea un bebé sano.

El PGT se emplea para el análisis de dos grupos de anomalías, las ligadas a genes o grupos de genes y conocidas como anomalías monogénicas; y las ligadas a cromosomas.

Indicaciones

El riesgo de generar embriones alterados está muy relacionado con la edad materna, motivo por el que la técnica de PGT se indica en mujeres mayores de 38 años y en otros casos como:

Z

Cuando el cariotipo esté alterado.

Z

Cuando hayan ocurrido dos a más abortos previos.

Z

Parejas con gestación anterior con alteración cromosómica.

Z

Presencia de una enfermedad genética en uno de los miembros de la pareja.

Z

En parejas con ciclos de fecundación negativos.

Z

Factor masculino severo.

Z

Parejas portadoras de anomalías numéricas para los cromosomas sexuales (X,Y).

Z

Parejas en las que ambos son portadores sanos de la misma alteración genética.

Anomalías monogénicas

Entendemos como anomalía monogénica a aquella originada por la mutación de un gen específico. Por este motivo las personas portadoras tienen una probabilidad elevada de transmitir esta condición a sus descendientes. En estos casos, el PGT nos permite seleccionar un embrión sin esta anomalía y por tanto tener un hijo sin transmitirle la enfermedad.

Existen dos grandes grupos de enfermedades monogénicas; las ligadas a los cromosomas sexuales (X e Y) y las ligadas al resto de cromosomas (autosomas). En estos casos, dependiendo de si la mutación es recesiva o dominante, el patrón de herencia será distinto.

Anomalías cromosómicas

Normalmente, los embriones que presentan anomalías cromosómicassueleno no dar embarazo o, si implantan, provocar abortos. Solo algunos de estos embriones son evolutivos o compatibles con la vida. En estos casos, el PGT nos permite  seleccionar un embrión sin esta anomalía y por tanto tener un hijo.

Respecto a las anomalías cromosómicas existen dos grupos:

  • Estructurales, en las que sobra o falta algún segmento del cromosoma (PGT-ST)
  • Aneuploidías o alteraciones en el número de cromosomas, ya sea sobrando o faltando alguno. (PGT-A). El síndrome de Down el más común en la población, donde se encuentran triplicado el cromosoma 21.

Técnica

Para la técnica de PGT, una vez determinada la causa y realizados los análisis genéticos oportunos, la pareja deberá someterse a un tratamiento de Fecundación in Vitro. Los embriones generados deberán ser analizados en el quinto día de su desarrollo, en el estadio de blastocito. En ese momento se deberá extraer una de estas células y analizarse genéticamente en el laboratorio. Una vez analizado cada embrión, se podrá seleccionar los sanos, que serán transferidos a la futura madre.

La técnica de diagnóstico y selección por PGT es de una gran complejidad por lo que es necesario contar con un equipo adecuado y con profesionales de laboratorio entrenados.

 

Preguntas sobre Tratamientos de reproducción

Si necesitáis más información sobre nuestros tratamientos, estamos a vuestra disposición.

¿Cuánto tiempo transcurre hasta iniciar el tratamiento?

Si el diagnóstico es claro, el tratamiento se podrá iniciar de inmediato.
En cualquier caso, se puede programar el mismo, para el mes que más convenga a la pareja. En el caso de las receptoras de óvulos el tiempo de espera es de uno o dos meses.

¿Cuántos intentos debo realizar?

En el caso de la inseminación artificial, nuestro centro recomienda un máximo de cuatro intentos, ya que el 90% de las gestaciones ocurren en los cuatro primeros ciclos.

En cuanto a la fertilización in vitro o la microinyección, nuestro centro nunca realiza más de cuatro intentos con estas técnicas.

En el caso de la ovodonación es más difícil establecer un límite, que va a venir determinado por factores de tipo psicológico y también económico.

¿Se pueden emplear estas técnicas cuando ya se ha entrado en menopausia?

Si. Hoy en día es posible ser madre tras la menopausia, ya sea fisiológica por fallo ovárico, o tras tratamiento de enfermedades neoplásicas. En estos casos se deberá recurrir a la recepción de óvulos de una donante.

¿Cuáles son las mayores preocupaciones de las parejas receptoras de óvulos o de espermatozoides?

El anonimato es lo que más preocupa y, en Clínica Fertia, está absolutamente garantizado. En cualquier caso, aunque aceptan la realización de la técnica, sí desean la mayor discreción. Y por supuesto también les preocupa el estado de la salud de los donantes y el parecido físico con ellos. En nuestro centro tanto en el caso de los donantes de semen como en las donantes de óvulos, se busca que el parecido físico sea el mayor posible con los progenitores.

¿Son caros estos tratamientos?
La consecución de un embarazo en una pareja con problemas de fertilidad puede tener un coste entre 800 y 6000 euros, si recurre a alguna técnica de reproducción asistida. Aunque el precio no sólo depende de la técnica empleada, sino también de la frecuencia de su aplicación.

Clínica Fertia es pionera en mantener una política honesta y clara. Publicamos la información de nuestros precios de tratamientos desde 2002 en la página web.

Consulta nuestros precios

Primera visita a Clínica Fertia, ¿en qué consiste?

Se estima que un 10-15% de la población en edad reproductiva tiene problemas de fertilidad. Habitualmente se recomienda solicitar ayuda especializada cuando una pareja lleva más de un año de relaciones sin protección y no consigue el embarazo. En aquellos casos en los que la mujer tiene 38 años o más, o se sabe de la existencia de un factor conocido de esterilidad, se recomienda acudir pasados 6 meses de relaciones sin protección sin conseguir embarazo.

En la primera visita a Clínica Fertia se realiza una historia clínica completa, se revisan los antecedentes personales, familiares y reproductivos de la pareja así como tratamientos recibidos previamente. En caso de que se disponga de estudios previos es conveniente aportarlos.

En muchos casos, en esta primera visita se puede iniciar el tratamiento. En el caso de la mujer, el estudio consiste en exploración física, ecografía, estudio hormonal basal y estudio de permeabilidad tubárica (histerosonosalpingografia) en aquellos casos en que fuera necesario. En el caso del varón se solicita un análisis de semen. El estudio se completa habitualmente en un período máximo de un mes y, en la mayoría de los casos tras su realización ya podemos orientar el diagnóstico, así como el tratamiento más oportuno. En ocasiones y en función de los hallazgos, se solicitarán estudios adicionales (estudios genéticos, estudio de trombofilia, histeroscopia, biopsia endometrial, cultivo de semen, etc.)

Siempre en las mejores manos

Solicita ya tu primera visita a Clínica Fertia.
La primera consulta es gratuita.